Albarracín

Además de visitar la medieval y bien conservada ciudad de Albarracín, practicamente todo el trayecto transcurre junto al rio Guadalaviar, del que asombra el profundo barranco que forma en sus primeros kilometros.