Castillo de Peracense.

Junto a la visita de dos poblaciones con diversos edificios civiles y religiosos de notoriedad, en el recorido encontramos frondosos pinares, varias fuentes, se pasa junto al singular rio de piedra, viendo, hasta llegar al castillo, diferentes combinaciones de terreno.