Salto de agua del Molino de San Pedro.

La ruta, que trascurre por carreteras asfaltadas y pistas en buen estado, se carateriza por una gran variedad de paisajes finalizando en una agestre cascada.